¡Liga de Verano!

¿Se imaginan una sana rivalidad entre el Beato Manuel y Santo Tomas Moro? ¿Se imaginan una competición entre La Asunción de Nuestra Señora y Nuestra Señora de la Visitación? ¿Una lucha entre Santa Catalina Mártir y Santa Genoveva Torres? El futbol lo consigue casi todo y en la Copa Católica estos son los nombres de los participantes.

La liga está inspirada en la famosa Clericus Cup, jugada por seminaristas y sacerdotes en el Vaticano. Cada parroquia forma un equipo mixto de jóvenes, de hasta 25 jugadores y 3 coordinadores.

Pensamos que es una buena forma de evangelizar y unir deportivamente a los jóvenes católicos desarrollando valores como la disciplina, el esfuerzo, la superación y el trabajo en equipo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.